Costra láctea, qué es y cómo remediarla

Hoy introducimos la Costra Láctea. Probablemente hayas observado zonas rugosas y pequeñas costras por el cuero cabelludo de tu bebé, ¡tranquila! No es nada grave y no tienes por qué preocuparte, te vamos a contar qué es y cómo remediarlo. 

La costra láctea son unas escamas rugosas de color blanco amarillento que aparecen en el 10% de los bebés recién nacidos. Se concentra normalmente en la cabeza, pero a veces puede extenderse a las cejas, orejas, axilas, etc. Antiguamente se pensaba que los brotes aparecían a causa de la lactancia, pero en realidad se atribuyen al proceso inflamatorio del cuero cabelludo infantil, por una sobre actividad de las glándulas sebáceas y la acción del hongo Melasezzia Furfur

Aún así, no hay que alarmarse, no es contagiosa y los bebés no suelen sufrir ni dolor ni escozor. De todos modos, podemos ayudar a su desaparición aplicando un tratamiento dermocosmético adecuado. El Champú Costra láctea de Babé está formulado especialmente para este proceso. Respeta delicadamente el cuero cabelludo gracias a su fórmula con propiedades queratolíticas y potentes activos, que actúan sobre los factores que causan la aparición de la costra láctea. Además, cabe añadir que este champú fue reconocido por el premio 'Todo Papás 2016'

Es importante aplicar el champú correctamente para actuar sobre la costra láctea:

1- Realizar un suave masaje sobre el cuero cabelludo una vez mojado, con las yemas de los dedos, nunca con las uñas.
2- Aclarar tras unos minutos. 
3- Utilizarlo de 2 a 3 días a la semana y alternarlo con el Champú Extrasuave Pediátrico Babé que, con su fórmula 2 en 1, limpia y acondiciona el cabello aportándole suavidad y brillo.

Con esta fórmula conseguirás eliminar esas pequeñas costras del cuero cabelludo de tu bebé de una forma sencilla pero, sobre todo, adecuada para respetar, calmar y proteger la piel de los más pequeños.

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida