LA INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA NO PRESENTA RIESGOS GRAVES PERO PUEDE SER INCAPACITANTE

La insuficiencia venosa es una afección en la cual las venas tienen problemas para retornar la sangre de las piernas al corazón. No representa una amenaza grave para la salud pero puede ser incapacitante y causar dolor.   A continuación detallamos todo lo que debe saber sobre ésta condición y cómo puede ser tratada.

Flomacor se usa en el tratamiento de la enfermedad venosa crónica orgánica e idiopática de las extremidades inferiores con los siguientes síntomas:  piernas pesadas, dolor, calambres nocturnos, y edema; y en el tratamiento de las hemorroides y de los ataques hemorroidales agudos.  Este producto es distribuido por Pharmatech en la República Dominicana.

Flomacor se usa en el tratamiento de la enfermedad venosa crónica orgánica e idiopática de las extremidades inferiores con los siguientes síntomas:  piernas pesadas, dolor, calambres nocturnos, y edema; y en el tratamiento de las hemorroides y de los ataques hemorroidales agudos.  Este producto es distribuido por Pharmatech en la República Dominicana.

Causas de la insuficiencia venosa crónica

Normalmente, las válvulas de las venas profundas de la pierna mantienen la sangre fluyendo de nuevo hacia el corazón, de manera que no se acumula en un lugar, pero las válvulas en las venas varicosas están dañadas o ausentes. Esto hace que las venas permanezcan llenas de sangre, especialmente al estar de pie.

La insuficiencia venosa crónica es una afección prolongada y ocurre debido a la obstrucción parcial de las venas o a las filtraciones de sangre alrededor de las válvulas venosas.

Las personas obesas, las embarazadas o las personas con antecedentes familiares de insuficiencia venosa crónica son más propensas a desarrollar este trastorno. Las personas con traumatismo en las piernas ocasionado por alguna lesión, cirugía o coágulos sanguíneos previos son también más propensas a esta enfermedad.

Otras causas de la insuficiencia venosa crónica incluyen, aunque no de forma excluyente:

-presión sanguínea alta en las venas de las piernas durante un período prolongado, por estar mucho tiempo sentado o parado

-falta de ejercicio

-fumar

-trombosis venosa profunda (un coágulo de sangre en una vena profunda, habitualmente de la pantorrilla o la parte media de la pierna)

-flebitis (hinchazón e inflamación de la vena superficial, generalmente en las piernas)

Los factores de riesgo para la insuficiencia venosa abarcan:

Edad 

Ser mujer (relacionado con los niveles de la hormona progesterona)

Ser de estatura alta 

Factores genéticos 

Antecedentes de trombosis venosa profunda en las piernas 

Obesidad 

Embarazo 

Permanecer sentado o de pie por mucho tiempo 

Síntomas

Dolor intenso, pesadez o calambres en las piernas

Picazón y hormigueo

Dolor que empeora al pararse

Dolor que mejora al levantar las piernas

Hinchazón de las piernas

Las personas con insuficiencia venosa crónica también pueden presentar:

Enrojecimiento de piernas y tobillos

Cambios en el color de la piel alrededor de los tobillos

Venas varicosas superficiales

Engrosamiento y endurecimiento de la piel en las piernas y en los tobillos (lipodermatoesclerosis)

Úlceras en las piernas y en los tobillos

Tratamiento

Tome las siguientes medidas para ayudar a manejar la insuficiencia venosa:

Use medias de descanso para disminuir la hinchazón

Evite sentarse o estar de pie por períodos prolongados. Incluso mover ligeramente las piernas ayudará a que la sangre de las venas retorne al corazón

Tenga cuidado con las heridas si tiene úlceras abiertas o infecciones.

Se puede recomendar la cirugía (extirpación de venas varicosas) u otros tratamientos para venas varicosas si usted tiene:

Dolor de piernas, que puede hacer que éstas se sientan pesadas o cansadas.

Úlceras o llagas en la piel causadas por flujo sanguíneo deficiente en las venas

Engrosamiento y endurecimiento de la piel de las piernas y los tobillos (lipodermatoesclerosis)