LA PRESIÓN ALTA ES UNA AFECCIÓN GRAVE PERO PUEDE CONTROLARSE. APRENDA CÓMO.

La presión arterial alta es una afección grave que puede causar enfermedad coronaria (conocida también como enfermedad de las arterias coronarias), insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular (derrame cerebral), insuficiencia renal y otros problemas de salud.

El término "presión arterial" se refiere a la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias cuando el corazón bombea sangre. Si esta presión aumenta y permanece elevada bastante tiempo, puede causar daños en el organismo de muchas formas.

  El Ketoan (Ibesartán)  se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar la presión arterial alta. También se usa para tratar la enfermedad del riñón provocada por la diabetes en pacientes con diabetes tipo 2 (afección en la que el cuerpo no usa insulina en forma normal y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) y presión arterial alta.

El Ketoan (Ibesartán) se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar la presión arterial alta. También se usa para tratar la enfermedad del riñón provocada por la diabetes en pacientes con diabetes tipo 2 (afección en la que el cuerpo no usa insulina en forma normal y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) y presión arterial alta.

Revisión general

Cerca de 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos tiene presión arterial alta. Por lo general, la enfermedad por sí sola no produce síntomas. Una persona puede sufrirla durante años sin saberlo. Sin embargo, durante ese tiempo la presión arterial alta puede causar daños en el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y otras partes del cuerpo.

Es importante que usted sepa los valores o números que representan su presión arterial, aunque se esté sintiendo bien. Si su presión arterial es normal, puede colaborar con su equipo de atención médica para mantenerla así. Si es demasiado alta, el tratamiento puede evitar que sus órganos sufran daños.

Valores o números de la presión arterial
Al medir la presión arterial se miden dos presiones: la presión sistólica y la presión diastólica. El término "presión sistólica" se refiere a la presión de la sangre cuando el corazón late al bombearla. "Presión diastólica" se refiere a la presión de la sangre cuando el corazón descansa entre un latido y el siguiente.

Por lo general, los números de la presión arterial se escriben con la presión sistólica arriba o antes de la diastólica, por ejemplo, 120/80 mmHg. (La abreviatura "mmHg" significa milímetros de mercurio, que son las unidades en que se mide la presión arterial).

La presión arterial no es igual a todas horas. Disminuye cuando usted duerme y aumenta cuando se despierta. También aumenta cuando está emocionado, nervioso o realizando una actividad. Si sus valores de presión arterial permanecen por arriba de los límites normales la mayor parte del tiempo, usted corre el riesgo de presentar problemas de salud.

Todos los valores por encima de 120/80 elevan el riesgo, y el riesgo aumenta en proporción directa al aumento de los números de la presión arterial. El término "prehipertensión" significa que usted probablemente va a terminar teniendo presión arterial alta a menos que haga algo para evitarlo.

Si está recibiendo tratamiento para la presión arterial alta y tiene varias lecturas consecutivas dentro del intervalo normal, su presión arterial está controlada. Sin embargo, usted sigue teniendo presión arterial alta. Debe ir al médico y cumplir el tratamiento para mantenerla controlada.

Es posible que sus números de presión sistólica y diastólica no estén en la misma categoría de presión arterial. En este caso, usted se encuentra en la categoría más grave de las dos. Por ejemplo, si el número de presión sistólica es 160 y el de presión diastólica es 80, usted tiene presión arterial alta en fase 2. Si el número de presión sistólica es 120 y el de presión diastólica es 95, usted tiene presión arterial alta en fase 1.

Si tiene diabetes o enfermedad renal crónica, una lectura de 130/80 o más se considera presión arterial alta. Los números de la presión arterial alta son diferentes en niños y adolescentes.

Perspectivas

La presión arterial tiende a aumentar con la edad. Al tener un estilo de vida saludable, algunas personas pueden retrasar o prevenir el aumento de la presión arterial.

Las personas que tienen presión arterial alta pueden tomar medidas para controlarla y reducir el riesgo de presentar problemas de salud relacionados con ella. Entre estas medidas se cuentan un estilo de vida saludable, una atención médica continua y el cumplimiento del plan de tratamiento.

Para más información acerca del diagnóstico y control de la presión alta siga leyendo http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/hbp/

SOBRE EL IRBESARTÁN
¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El irbesartán se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar la presión arterial alta. También se usa para tratar la enfermedad del riñón provocada por la diabetes en pacientes con diabetes tipo 2 (afección en la que el cuerpo no usa insulina en forma normal y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) y presión arterial alta. El irbesartán pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas del receptor de la angiotensina II. Actúa bloqueando la acción de determinadas sustancias naturales que contraen los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre circule mejor y que el corazón bombee con mayor eficiencia.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación del irbesartán es en tabletas para administrarse por vía oral. Suele tomarse una vez al día, con o sin alimentos. Para que no olvide tomar el irbesartán, hágalo aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones del medicamento recetado, y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome el irbesartán según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.
Es posible que su médico le recete al principio una dosis baja de irbesartán y que luego la aumente en forma gradual.
El irbesartán controla la presión arterial alta, pero no la cura. Quizás transcurran 2 semanas antes de que sienta el beneficio total del irbesartán. Siga tomando irbesartán aunque se sienta bien. No deje de tomar irbesartán sin consultar a su médico.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

El irbesartán también se utiliza a veces para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva (afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre al resto del cuerpo). Consulte a su médico sobre los posibles riesgos de usar este medicamento para su afección.
Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

No use sustitutos de la sal que contengan potasio sin consultar a su médico. Si su médico le receta una dieta baja en sal o en sodio, siga estas instrucciones al pie de la letra.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el 
laboratorio. Debe medirse la presión arterial con regularidad para determinar cómo responde al irbesartán.
No deje que ninguna otra persona tome sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Advertencia:

Informe a su médico si está embarazada o planea quedar embarazada. No tome irbesartán si está embarazada. Si queda embarazada mientras toma irbesartán, deje de tomar irbesartán y llame a su médico de inmediato. El irbesartán puede provocar la muerte o lesiones graves en el feto cuando se lo toma en los últimos 6 meses de embarazo.