LOS PUNTOS ROJOS O "RUBÍ" EN LA PIEL PUEDEN SER SEÑAL DE INSUFICIENCIA HEPÁTICA Y CAUSARNOS LA MUERTE

Muchas veces observamos que en nuestro cuerpo pequeños puntitos rojos, pueden ser del tamaño de la cabeza de un alfiler e incluso más pequeños, milimétricos, cuya principal característica es que son de un color rojo intenso; hay personas a las que les parecen poco estéticos, a otras simplemente no les importa, sin embargo, estas irregularidades en la piel pudieran advertirnos sobre una seria enfermedad hepática.

lunar rojo.jpg

 

En entrevista con SUMEDICO, el doctor Juan Colín Fuentes(*), integrante de la Academia Mexicana de Dermatología, explicó que en la piel aparecen “puntitos rojos” debido al rompimiento de los vasos capilares lo cual provoca la pérdida de una pequeña cantidad de sangre que da origen a estas irregularidades.

Sin embargo, puntualizó, existen formas que les dan diversos nombres a estos “puntitos rojos”.

Los más comunes son las petequias o puntos rubí -en la literatura médica también se les conoce como puntos cereza, angiomas seniles o cabezas de vena- los cuales tienen el tamaño de la cabeza de un alfiler. Su color es rojo intenso y así permanecen durante largo tiempo, conforme avanza la edad. Inicialmente son de color rojo, violáceo o negruzco y cambian después hacia el verde, el amarillo y el marrón a consecuencia de los sucesivos cambios químicos de la sangre.

Se presentan generalmente en el tronco, brazos y piernas, muy rara vez aparecen en la cara, y los factores que las producen son principalmente la exposición a los rayos del sol, pero también se consideran como factor de edad.

“Lo cierto es que los puntos rubí aparecen en cualquier etapa de la vida. En las mujeres son más frecuentes a causa de la elevación de estrógenos”, aclaró.

“Pero si se presentan de forma súbita y en gran número, se debe de acudir al médico, pues en el caso de las mujeres en concreto, puede deberse a la elevación de estrógenos, pero tanto en ellas como en los varones puede resultar también por insuficiencia hepática, la cual puede ser grave  y puede llevarnos a la muerte”.

Fuente: sumedico.com