CAUSAS DE LA SUDORACIÓN EXCESIVA Y CONSEJOS PARA CONTROLARLA

La sudoración es un fenómeno fisiológico que mantiene la temperatura corporal eliminando el calor sobrante del cuerpo. Pero ¿Por qué hay personas que sudan más de lo debido?.

shutterstock_140063305.jpg

Cuando una persona presenta algunos cambios de alta sudoración se puede presentar La hiperhidrosis.

Se le reconoce la secreción excesiva de sudor, en una cantidad muy por encima de lo requerido para el control de la temperatura corporal. Puede ser axilar, palmar, plantar, cráneo-facial, según el lugar del cuerpo donde se produzca.

Hay distintos tipos de hiperhidrosis:

Hiperhidrosis primaria: existe un inapropiado funcionamiento del sistema simpático. Éste envía un estímulo exagerado a las glándulas sudoríparas y se produce una sudoración desmesurada en determinadas zonas del cuerpo.

Hiperhidrosis secundaria: manifestación de otro proceso patológico, como hipertiroidismo, terapia hormonal o disfunción hormonal.

La hiperhidrosis representa problemas físicos, sin embargo, unos de los impactos que puede generar es en el campo anímico de las personas ya que puede presentarse desasosiego en las personas al no querer vincularse en los círculos sociales.

Algunos tratamientos que se han estado en estudios son muy variados ( Antitranspirantes dermatológicos, botox, tratamiento quirúrgico), pero todo depende de las condiciones del paciente.

La recomendación siempre será visitar a un médico y poder corregir el problema, aquí te dejamos algunos tips:

1. Utiliza ropa adecuada, en días calurosos si te encuentras excesivamente cubierto, tu cuerpo genera más calor y consecuentemente sudas más.

2. Consume líquidos fríos esto ayudara a tu organismo a disminuir la temperatura.

3. Además del tratamiento que te de tu médico puedes usar antitranspirantes comerciales prefiere los de mayor duración.

4. En el caso de sudoración excesiva a nivel de tus pies coloca diariamente talco en tus pies y en el calzado, evita el uso de calzado oclusivo (tenis, botas) durante tiempo prolongado.

Fuente:  www.dermatologiadigital.com